Antes de profundizar en el asunto de los despidos, y en cada uno de ellos, entiendo que es preciso aclarar varios conceptos en relación a los mismos. En primer lugar, es importante conocer que todo despido genera desempleo. Por ejemplo, si se produce un despido disciplinario por una falta muy grave como insultar a tu jefe o robar algún material de la empresa, este también genera desempleo. No genera prestación por desempleo la baja voluntaria, pero cualquier despido sí.

En segundo lugar, quiero aclarar las siguientes modalidades o tipos de despido. En contra de la creencia de muchas personas, solo existen dos tipos de despido. El despido disciplinario y el despido objetivo. Con posterioridad, dichos tipos de despido podrán calificarse como procedente (acreditados, correctos, etc.), improcedente (falso, no acreditado, incorrectos, etc.), o nulo (cuando este tenga por móvil alguna de las causas de discriminación prohibidas en la Constitución o en la ley, o bien se produzca con violación de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador de los que más tarde se hablará). También es cierto, que en función al número de personas que afecten, estos se pueden calificar como despido individual, si afecta a un trabajador, y colectivo, [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: