Consigue acabar con el estrés sin levantarte de la mesa

Estrés laboral

Hay veces que se está tan centrado en el trabajo que se entra en una peligrosa espiral de estrés. Como no hay tiempo para acabar con todas las tareas, uno ni se mueve del puesto. Sin embargo, es preciso cumplir y hacer que se cumplan al menos los descansos reglados. El estrés merma la salud. Ahora bien, si por circunstancias laborales no lo tienes fácil para levantarte de la silla, puedes combinar estas cuatro prácticas para reducir la tensión.

El estrés laboral puede provocar síntomas que afectan notablemente a la salud: desde ansiedad, irritabilidad, inseguridad, dificultades para concentrarse, bajo estado de ánimo y depresión hasta otros síntomas relacionados con el estado físico, como sudoración excesiva, náuseas, dolor de cabeza, temblores, taquicardia, tensión muscular y contracturas, además de problemas intestinales y/o estomacales. Si se logra reducir, la calidad de vida aumentará experimentará un gran aumento.

Cambia el foco de visión

Trabajar fijando la mirada siempre en el mismo punto acaba por saturar la vista. Este malestar no hace más que incrementar la tensión. Muchas veces cuando se llega a casa solo se tienen ganas de cerrar los ojos. Intuitivamente, nos llevamos a veces las palmas de las manos a las cuencas. Pues bien, [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: