Diferencias entre despido objetivo y disciplinario

En esta segunda parte sobre la terminación de la relación laboral, después de haber visto los distintos tipos de despidos, abordaremos la calificación que se dará a los despidos en función de su realización formal conforme a las leyes y la acreditación de los hechos relatados en la carta de despido.

La clave de todo despido es la carta de despido y su redacción. De ella depende la procedencia o improcedencia del despido, por lo que de ella y de su correcta confección derivarán las consecuencias jurídicas y económicas para la empresa y el trabajador.

El despido objetivo

  • En este caso la carta de despido debe explicar pormenorizadamente cuales son las causas económicas, organizativas y/o de producción, por las cuales la empresa ha decidido proceder a la amortización de uno o varios puestos de trabajo. Si no se hace así, el despido se podrá calificar por un juez como despido improcedente, es decir, despido incorrecto, no acreditado o incierto.
  • Otro requisito para realizar este tipo de despidos, es la necesidad de realizarse por escrito, comunicarlo con 15 días de antelación a la fecha del despido y debe ponerse a disposición del trabajador la indemnización de 20 días por año trabajado. Poner a [+] Ampliar información

    Comparte con tus amigos este trabajo en:

    Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

    Otros Trabajos y cursos relacionados:



    Trabajos similares que también te pueden interesar: