trabajar en irlanda

Irlanda, la isla esmeralda, ha sido durante años uno de los destinos preferidos de los españoles que decidían trabajar en el extranjero. Por alguna razón, Irlanda parece tener una cara un poco más amable que su vecina Inglaterra, y el hecho de que a diferencia de sus vecinos adoptase el euro como moneda nos hace sentir un poco como en casa. Muchas grandes multinacionales tienen su cuartel general europeo en Irlanda, especialmente en Dublin, aprovechando la fiscalidad especial del país; unas prácticas que no han estad exentas de críticas.

Precisamente esa gran concentración de multinacionales ha sido uno de los atractivos de buscar empleo en Irlanda. En los últimos años el llamado tigre celta sufrió la crisis económica con una gran virulencia, aunque poco a poco se ha ido recuperando. Pese a las dificultades económicas por las que ha pasado, a día de hoy Irlanda sigue siendo un país muy atractivo para trabajar, ya que además de tener el euro, el inglés es el idioma oficial; así que vamos a ver los aspectos básicos que debemos saber si queremos trabajar en Irlanda.

El PPS Number

El requisito indispensable para trabajar en Irlanda es el PPS Number (Irish Personal Public Service Number), lo que sería el equivalente al número de la Seguridad Social española. Se solicita en las oficinas del Departamento de Asuntos Sociales y Familia (Social Welfare o SWLO), y para conseguirlo se necesitan el pasaporte o el DNI en vigor, la partida de nacimiento o un documento similar que acredite haber nacido en un país del Espacio Económico Europeo y un documento que acredite nuestro domicilio en el país (la factura del alquiler, una carta del propietario, etc.).

Una vez solicitado, pasarán entre 3 y 5 días laborables para que nos manden una carta en la que se indique el PPS. Con esa notificación podremos poner en marcha cualquier trámite con la administración pública relacionado con el empleo, la sanidad, la educación, los impuestos, etc. Es cierto que se puede empezar a trabajar sin el PPS Number, pero te descontarán el máximo posible de impuestos en las primeras nóminas así que conseguirlo debe ser uno de los primeros trámites a hacer en el país.

Currículum y referencias

Los currículums irlandeses son ligeramente diferentes a los que estamos acostumbrados en España. No llevan foto ni se indican la fecha de nacimiento o la edad del candidato, igual que pasa en el Reino Unido. Por lo demás, no tienen mucho secreto. Sobra decir que debe estar en inglés, y lo más recomendable es hacer una buena cover letter (carta de motivación) en la que expliquemos por qué queremos ese empleo y por qué somos el candidato ideal. Los irlandeses le dan mucha importancia a la cover letter.

Otro aspecto clave son las referencias. Si tienes alguna referencia local o carta de recomendación no dudes en incluirla junto al currículum. Los proyectos de voluntariado son una forma fácil de conseguir referencias locales, y también ayudan al candidato al empleo a sumar puntos para hacerse con el puesto. Y no podemos olvidar nuestro perfil de LinkedIn, sobretodo para trabajos donde se requiera una mayor especialización, así que deberíamos tenerlo actualizado y en inglés.

curriculum

Las oficinas del paro

Se podría decir que en Irlanda hay dos oficinas de empleo, el FÁS e Intreo. El FÁS sería como el Servicio Público de Empleo, y cualquier personas que viva en la isla puede registrarse en su oficina local para tener acceso a las ofertas de empleo que se publiquen allí, además de programas de formación u otros servicios. Tamién se puede colgar el currículum para que las propias empresas nos contraten, y tiene un apartado específico para extranjeros. En cada ciudad hay oficinas del FÁS.

Por su parte, el Intreo sería la oficina del paro. Hay que destacar que en Irlanda los trabajadores que hayan cotizado al menos dos años tienen derecho a la prestación por desempleo de por vida. A grandes rasgos, es una paga de 188 euros semanales, aunque la cantidad depende de la situación y las características de cada persona y su familia. Además de acceder a los diferentes subsidios, en el Intreo también encontraremos ofertas de empleo.

Cómo buscar empleo en Irlanda

Tenemos infinidad de posibilidades a la hora de buscar empleo, aunque al final todo depende de qué tipo de empleo buscamos. Por ejemplo, los recién llegados con un bajo nivel de inglés pueden buscar empleo en pubs (limpieza, recogida de vasos), en hoteles (limpieza, en la cocina), tiendas, comercios, etc. El boca a boca sigue siendo uno de los mejore métodos para enterarse de los sitios en los que se busca empleo, aunque también está la opción de imprimir un montón de currículums y empezar a repartirlos.

En ese caso, lo ideal es entrar en el bar, restaurante o en el propio establecimiento y entregar en mano el currículum. Lo más aconsejable es buscar al manager y darle en currículum al encargado. Así podremos empezar a hablar un poco con él, e incluso es posible que nos de una primera respuesta. Como pasa en Inglaterra, en Irlanda también es bastante habitual que antes de contratar a alguien se le haga una prueba, de unas 3 o 4 horas, generalmente sin remunerar, para ver como trabaja.

La búsqueda por internet es más efectiva para otros sectores, como los servicios por teléfono (los teleoperadores), la electrónica, el software, los servicios financieros, las cadenas de montaje o el sector farmacéutico. Como decíamos al principio, muchas multinacionales que se dedican a este sector tienen su principal sede europea en Irlanda por lo que generan una importante cantidad de empleos en el país. Además, se trata de empleo cualificado para el que en ocasiones se busca un perfil muy concreto.

buscar empleo en irlanda

Internet también es la mejor forma de buscar un empleo en las BPOs, las empresas de externalización de servicios a las que las multinacionales delegan parte de su trabajo. Para los empleos que requieren una mayor especialización es fundamental tener un buen nivel de inglés y paciencia, ya que el proceso de selección suele ser largo. También hay cursos de preparación para estos procesos. En cualquier empleo responderán a nuestra solicitud, y si en un mes no tenemos respuesta se puede llamar para comprobar que han recibido nuestro currículum.

Aunque nos pueda parecer sorprendente y un poco anticuado, otro método de buscar empleo muy útil que nos puede servir para la hostelería, los teleoperadores o la construcción (pese a los problemas por los que atraviesa el sector) son los clasificados en los periódicos. El ‘Irish Independent’, el principal periódico del país, publica sus anuncios de empleo los jueves y los domingos; mientras que su gran rival en los kioscos, el ‘Irish Times’ lo hace los viernes.

Contratos y salarios

Irlanda no tiene un tipo de contrato tipificado como pasa en España. En un plazo máximo de dos meses, el empleador debe proporcionar al trabajador una declaración por escrito de los términos y condiciones laborales donde aparezcan la fecha de inicio y duración del contrato, como se calcula el salario y su periodicidad, las horas de trabajo, turnos y pausas, el convenio, el sueldo por hora, etc. En el contrato puede haber un periodo de prueba que se puede prorrogar.

El salario mínimo irlandés es de 1.461,58 euros al mes, a lo que debe restarse cerca de un 20% en impuestos. A grandes rasgos, hablaríamos de unos 1.400 euros mensuales en la hostelería (más propinas) y unos 1.800 en empleos algo más cualificados. A medida que sube el sueldo, más alto es el porcentaje de impuestos que se debe pagar. Según el empleo y las condiciones de la empresa, el trabajador cobrará semanalmente, cada dos semanas o mensualmente.

Trabajar en Irlanda es un post de BuscarEmpleo.es

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en:
    


Otros Trabajos y cursos relacionados: