Se acerca el final de curso. Para muchos, también será el final de una etapa: la universitaria. Si eres de los que están a punto de final su grado o su máster de especialización y quieres incorporarte al mundo laboral, seguramente que frente a ti se abren muchos interrogantes. ¿Qué hago a partir de ahora? ¿Continúo estudiando un master? ¿Cómo debo empezar a buscar mi primer empleo? ¿Debo aceptar cualquier oferta o debo luchar por el trabajo de mis sueños? Es, sin ninguna duda, una época de incertidumbre que debes saber gestionar. Pero que esa situación no te amedrente: tienes toda una vida por delante para poder ser todo aquello que te propongas. Y sí, conseguir el trabajo de tus sueños ahora es completamente posible. Hoy te traemos algunos consejos para acercarte a él.

  • ¿Cuál es el trabajo de tus sueños? Antes de luchar por él, tienes que tener claro qué es lo que te apasiona y qué sueñas hacer para ganarte la vida. Haz un análisis de qué sabes hacer y se te da bien, qué es lo que más te gusta y qué es lo que realmente te hace feliz. Con dicha información te acercarás mucho a lo que debe ser el trabajo de tus sueños. Se trata, en resumen, de descubrir qué quieres de tu trabajo.
  • Buscar trabajo es un trabajo. Te lo hemos dicho un millón de veces. Buscar trabajo debe ser un trabajo en si mismo. Debes planificarte, marcarte unos objetivos y definir una estrategia para conseguirlo. Tu gran objetivo será encontrar el trabajo de tus sueños. Prepara un excelente currículum y una carta de presentación original, pide recomendaciones a tus profesores, busca las oportunidades que existen en el sector al que te quieres dedicar, conoce las empresas más grandes y también aquellos pequeños proyectos empresariales que pueden encajar en la definición del trabajo de tus sueños. Puedes presentar autocandidaturas en aquellas empresas que realmente te gustaría trabajar o inscribirte a ofertas que te parezcan interesantes.
  • Haz networking. Es imprescindible hacer contactos. No lo olvides nunca. Por eso debes desarrollar una buena estrategia de networking que te permita entrar en contacto con personas responsables de aquellas empresas o proyectos con los que te gustaría colaborar. Utiliza las redes sociales como LinkedIn o Twitter, asiste a eventos del sector y aprovecha cada interacción. No olvides, además, nutrir todas las relaciones que establezcas.
  • Continúa formándote. Pero decide qué cursos haces con cabeza. Escoge aquella formación que realmente te servirá para estar un poco más cerca del trabajo de tus sueños. A veces, pueden ser pequeños cursos que desarrollen una de tus capacidades o un seminario en el que entrar en contacto con gente que está haciendo lo que a ti te gustaría hacer.
  • No tengas miedo al fracaso. Raramente el primer trabajo que realices en tu carrera profesional será el trabajo de tus sueños y eso no debe asustarte. Antes de encontrar EL trabajo, seguramente deberás pasar por otros puestos o por trabajos temporales. No creas que estás fracasando, sino que estás avanzando hacia ese trabajo deseado. Todo lo que hagas te aportará alguna cosa buena, incluso si fracasas. Así que no tengas miedo de ello.
  • No desfallezcas. Como en todo en la vida, uno de los ingredientes para llegar al éxito es insistir y persistir. Hazlo también aquí. Sé insistente en tu objetivo. Al final, llegarán las recompensas.
  • Si no llega, constrúyelo tú. A veces, no se trata tanto de conseguir el empleo deseado, sino de transformar nuestra realidad actual para conseguirlo. Ten claro que tienes en tu mano construir el trabajo de tus sueños. Debes mirar el trabajo que tienes pensando cosas como ¿qué puedes hacer para sentirte más a gusto en él? o ¿cómo puedes lograr que ese trabajo sea el de tus sueños?

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: