Buscar trabajo
Entrevista de trabajo
El Storytelling se usa con éxito en el ámbito de la comunicación corporativa y en el marketing. Pero también es una técnica aplicable a la entrevista de trabajo
Firma José Alonso

José Alonso

Responsable de RRHH, especializado en Selección y Captación del Talento
La técnica del Storytelling no es algo nuevo, desde siempre el conocimiento se ha transmitido en forma de cuentos, mitos y metáforas porque es más fácil de entender y recordar si hablamos de situaciones concretas en un contexto que sea sencillo de imaginar.
 
¿Por qué utilizar el Storytelling en las entrevistas?
 
¿Te has fijado en el comportamiento de los niños en un show de marionetas? Los niños, esos seres hiperactivos, que no paran quietos, que se distraen con facilidad, etc. Y sin embargo en un show de marionetas están atentos, sentados y participando en la historia. ¿Por qué ocurre esto?
 
El cerebro humano, cuando escucha una historia, está más activo. En presentaciones de datos o discursos explicativos, se activan en el cerebro varias áreas para la descodificación de esos datos, sin embargo ante una historia, además de activarse estas zonas, se activa el Córtex sensorial (estamos viviendo la historia en sí) y se libera oxitocina (hormona que facilita el acercamiento, la confianza, empatía y la cooperación con otra persona).
 
En conclusión: una buena historia nos hace vivirla, recordarla, nos involucramos emocionalmente, podemos identificarnos o incluso revivir recuerdos y experiencias propias.
 
Prepara las historias que vas a contar en la entrevista de trabajo
 
Como sabes, preparar la entrevista es muy importante y parte de esta preparación debería incluir alguna historia que te ayude a posicionarte como un candidato apto.
 
Como te decía antes, puedes usar las historias siempre (sin abusar) en una entrevista, no es necesario que el reclutador te pregunte por una situación concreta, como ocurre en la entrevista por competencias, puedes tomar la iniciativa y convertir tu respuesta en una historia.
 
Te cuento el ejemplo real de un Director Financiero: ¿Qué crees que diría tu ex jefe de ti si le preguntase?
 
Te diría que soy fiable, honesto, resolutivo, con gran capacidad técnica…. tenía muy buena relación con “Ignacio”, teníamos mucha afinidad y confianza, me acuerdo, en una ocasión, tomando un café me dijo, tanto tu perfil como el mío son fuertes en el ámbito técnico, y es esto lo que debemos hacer valer dentro de una empresa y dejar la parte política a quienes se mueven mejor en ella.
 
¿Ves la fuerza y credibilidad que imprime la incorporación del Storytelling a esta respuesta?
 
¿Qué otras "situaciones" te serán de utilidad para preparar la entrevista?
 
Depende del perfil profesional que tengas, apóyate en las preguntas más recurrentes en las entrevistas que has realizado. Te comento algunas situaciones que podrías prepararte:
 
  • Historia sobre cómo solucionaste un conflicto con un miembro del equipo.
  • Historia sobre cómo resolviste una situación conflictiva con un cliente.
  • Historia sobre cómo una decisión tuya impactó en la organización.
  • Historia del éxito profesional del que más orgulloso te sientes.
  • Historia de un fracaso y qué aprendiste de él.
  • Historia de cómo y por qué tomaste una decisión difícil.
  • Historia de cómo una idea tuya ha mejorado los procesos o procedimientos de la empresa. 
  • Historia en la que hayas detectado un problema y hayas tomado las acciones correspondientes antes de esperar a que alguien más lo hiciera.
  • Historia de cómo gestionaste una situación de crisis (ERE o reestructuración) con tu equipo.
  • Historia de un momento profesional complicado, ¿cómo gestionaste el estrés?
  • Etc…
¿Cómo contar una historia en la entrevista?
 
Honestidad
 
La historia tiene que ser real, sacada de tu propia experiencia, de esta forma la narrarás con la fuerza, el tono y el ritmo natural y espontaneo.
 
Coherencia
 
La situación que vas a contar debe guardar relación directa con lo que el reclutador te ha preguntado.
 
Es habitual que un entrevistador te pregunte por alguna situación difícil o desafiante, tensa o de conflicto porque es en este tipo de situaciones donde se pone a prueba la consistencia de nuestras competencias. 
 
En este caso, no pretendas dar la vuelta a la historia para que acabe siendo positiva de forma artificial. Si no ofreces una historia que permita evaluar las habilidades que el reclutador quiere medir, te volverá a preguntar hasta que le des la respuesta que le permita identificar las competencias que necesita evaluar.
 
Brevedad y sencillez
 
No divagues, céntrate en lo que el reclutador pregunta y en la idea básica que quieres trasmitir. Lo que te interesa que extraiga el seleccionador.
 
Encabezado de la respuesta (opcional)
 
Esto es un truco de escucha activa que ayuda a mejorar la comunicación, se trata de repetir parte de la pregunta dentro de la respuesta.
 
Ejemplo:
  • Pregunta: Cuéntame una situación en la que resolviste un problema de comunicación con un cliente.
  • Respuesta: Me acuerdo de una situación en la que teníamos un problema de comunicación con el cliente más importante…
 
Contexto
 
Para involucrar al seleccionador con la historia tienes que aportarle suficiente información para que se imagine el contexto que da sentido al resto de la historia.
 
Actores, tú y nosotros
 
El actor protagonista eres tú, el resto de actores ocupan un lugar secundario en la historia. Es recomendable repartir los éxitos y mostrar que eres un jugador de equipo, pero sin perder de vista que el actor principal eres tú.
 
Y por supuesto, no hables mal de jefes, compañeros o de la empresa en general.
 
Situación y solución
 
Describir la situación es importante para dar una visión de la complejidad o relevancia del desafío, pero la parte importante es en la que cuentas qué hiciste para resolverla, es aquí donde entran en juego tus habilidades y competencias (lo que el reclutador quiere ver).
 
Fin de la historia
 
Qué ocurrió al final, cuál fue el resultado de tus acciones, cómo afectaron a la empresa.
 
Si la historia no termina bien, pon el foco en contar qué aprendizaje extrajiste y cómo te ha servido para otras situaciones. En el entorno profesional no se gana siempre, a veces se gana y otras no, forma parte del juego. Haber cometido errores no te hace un fracasado, el entrevistador no te juzgará por un fracaso si sabes venderlo bien.
 
Ejemplo de Storytelling en la entrevista
 
Pregunta: Cuéntame una situación en la que resolviste un problema con creatividad.
 
Respuesta: Recuerdo que tuve que resolver un problema con creatividad y lo hice con rapidez.
 
Un cliente estaba montando su propio gimnasio en casa, pero le faltaba una pieza (un tirador para hacer tríceps) que no teníamos ni en mi tienda ni en el almacén.
 
Así que en la hora de la comida, al irme a casa, pasé por el Decathlon de mi barrio y compré la pieza. Al llegar por la tarde hice una devolución en mi tienda y llamé al cliente para que pasara a recogerla.
 
El cliente quedó muy agradecido.
 
Como ves, quedan representados todos los puntos anteriores (tampoco es obligatorio que estén todos).
 
Es una historia real, personalmente me gustó mucho, es una buen respuesta, concisa y directa. Además aporta información adicional: además de demostrar creatividad para resolver un problema, pone de manifiesto habilidades como orientación al cliente, actitud comercial y compromiso con el trabajo y la empresa.
 
Para concluir
 
No es suficiente con tomar como referencia el listado anterior y pensar en qué historia puedes contar en cada pregunta. Se trata de preparar la historia a conciencia. Es habitual pensar que como conocemos la historia, ya está todo solucionado… hasta que nos ponemos a contarla y vemos que no sale tan fluida como sonaba en nuestra cabeza.
 
Toma  papel y lápiz, y decide qué situación vas a contar, después escribe qué vas a incluir en la introducción-contexto de la situación, en el desarrollo y en el cierre. El objetivo es vender logros, habilidades y actitudes.
 
En mi función de reclutador me encanta que me narren situaciones o anécdotas, hacen la entrevista mucho más amena y dinámica y puedo extraer mucha información, descubro muchos detalles que de otra forma permanecerían ocultos. Eso sí, es más complicado mantener la distancia emocional, el sentirse identificado y empatizar con el candidato.
 
José Alonso es Responsable de Recursos Humanos, especializado en Selección y Captación del Talento y autor del blog de orientación laboral www.orientacionparaelempleo.com
 
También te puede interesar: Cómo redactar tu CV en inglés

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: