La guapa actriz Sandra Bullock, que recientemente nos trasladó, junto a George Clooney, al espacio en su película Gravity, poco podría imaginarse que se convertiría en artista cuando era adolescente. El camino a la fama exige sacrificios y la Miss agente especial lo sabe.

Sandra Bullock es uno de los claros ejemplos de famosos que trabajaron mucho para llegar donde están. De joven, la actriz estadounidense ejerció de repartidora de comida rápida. Un trabajo bastante alejado de las galas y grandes eventos, en el cual Bullock, subida a su moto, recorría Manhattan (donde se mudó buscando suerte) de casa en casa ofreciendo pizzas y hamburguesas.

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: