Bien sea porque consiguen su título de grado o porque finalizan su master de especialización, son muchos los jóvenes que se lanzan al mercado laboral en estas fechas, enfrentándose a la incertidumbre de qué harán a partir de septiembre, sin haber descubierto realmente qué es lo que les apasiona y a que quieren dedicar los próximos años de su vida y con el reto de encontrar el trabajo de sus sueños. Si eres uno de ellos, no te preocupes. Esa sensación es normal: todos hemos pasado por ella. Lo importante es aprovechar esa etapa para descubrirte y empezar a construir tu futuro.

Como ya vimos hace unos meses, si has terminado tu titulación universitaria, ahora es momento de repensar tu carrera. Has apostado por un sector (pongamos, por ejemplo, el del Periodismo) pero seguramente que dicho sector es mucho más amplio (continuando con el ejemplo: periodismo digital, prensa, televisión, gabinetes de prensa, marketing de contenidos, redes sociales,…).

Ahora es momento de analizar bien todas tus capacidades y habilidades y saber para qué opciones estás más preparado, con las que te sientes más cómodo y qué es lo que te hace feliz. Responde a estas preguntas: ¿Qué se me da bien o en que soy bueno? ¿Con qué me siento más feliz y realizado? ¿Qué es lo que quiero hacer dentro de cinco años? Son preguntas que puede que te cueste contestar. No te agobies. Tómate tu tiempo para hacerlo. De las respuestas dependen decisiones que construirán tu futuro. Responde lo más detalladamente posible, porque gracias a esas respuestas podrás decidir si quieres continuar especializándote, en qué tipo de empresas quieres presentarte como candidato o si quieres ampliar sectores con nueva formación.

Otra cosa que debes hacer para empezar a construir tu futuro es conocer qué tipo de persona eres. Con veinte y pocos es muy probable que aún estés descubriéndote a ti mismo. Ahora que has terminado de estudiar, ¿por qué no dedicas parte de tiempo a autoanalizarte? Pregúntate cuáles son tus valores, tus opiniones y tus límites morales. ¿Eres tímido o abierto? ¿Tienes personalidad de líder? ¿Te gusta trabajar en equipo o eres de los que prefiere trabajar por su cuenta? Todas estas preguntas te ayudarán a definir cómo debe ser tu entorno de trabajo.

A pesar de que ahora te sientas confundido, ten presente que este es uno de los momentos de tu vida en los que tienes ante ti más posibilidades de futuro. Aprovecha para construirlo.

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: