entrevista

Enfrentarse a una entrevista de trabajo es una de las situaciones más estresantes en las que se puede encontrar una persona. La necesidad de conseguir empleo, los nervios por la importancia de este hecho o la inexperiencia frente a situaciones así puede llevar a cometer multitud de errores que acaben con las posibilidades de acceder al deseado puesto de trabajo. Los imprevistos siempre son un factor a tener en cuenta y hay que saber que no se puede llegar a la entrevista sabiendo que está todo controlado, sin embargo, sí es fácil recordar algunos puntos clave que pueden resultar definitivos a la hora de conseguir el éxito en un proceso de selección de empleados para cualquier empresa.

Puntualidad alemana

En primer lugar es fundamental llegar a la hora fijada. La falta de puntualidad puede mostrar desinterés y convertirse en un reflejo a ojos del entrevistador de cómo será la actitud del potencial trabajador una vez conseguido el empleo. De igual forma, la educación en las formas y las muestras discretas de ilusión por acceder al puesto pueden resultar factores clave que inclinen la balanza a favor del entrevistado.

¿Una imagen vale más que mil palabras?

La imagen es también un valor importante que se valora en todas las entrevistas de trabajo con independencia del sector. Así, la naturalidad y la limpieza serán los elementos clave para conseguir el aspecto adecuado. No se trata de perder la propia personalidad, sino de evitar extravagancias o detalles que favorezcan juicios de valor por parte del entrevistado. Una primera imagen desagradable puede condicionar al selector antes incluso de que comience la entrevista.

Saber explicar tu currículum

La desinformación y la duda deben quedar al margen. Completar y conocer en profundidad la información del currículum propio es casi tan importante como la experiencia y formación reflejadas en este. Así será posible contestar a las preguntas de forma espontánea, segura y mostrando confianza. De igual forma, es conveniente hacer una investigación previa sobre la empresa a la cual se pretende acceder con la intención de hacer gala de un gran interés por la misma, así como dejar ver las inquietudes que nos acercan al puesto ofertado.

“La mentira tiene las patas muy cortas”

Y es que ya lo dice el refrán, la mentira debe quedar descartada en cualquier caso. Tanto en lo referente a las preguntas más personales como aquellas que indaguen sobre la experiencia y formación, lo mejor es mantener una actitud de confianza, seguridad e interés que demuestren nuestras capacidades reales y deje clara una intención de mejora y superación constante para completar posibles lagunas. Ante la falta de formación la solución más efectiva nunca será mentir en el currículum sino comenzar cuanto antes a adquirir dicho aprendizaje a través de centros de estudios especializados, tanto presenciales como la comodidad de realizarlos online en portales como Implika, haciendo posible un estudio completo de una gran diversidad de cursos mejorando de forma notable y consistente el currículum.

Evitar esta serie de errores comunes que nunca se deberían cometer durante una entrevista de trabajo no puede garantizar la obtención del empleo pero sí aumenta de forma considerable las posibilidades de ser el seleccionado y permite ganar experiencia de cara a próximos procesos.

Qué deberías evitar en una entrevista de trabajo es un post de BuscarEmpleo.es

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: