La actriz neoyorkina Whoopi Goldberg se ha quedado en nuestras mentes por grandes y divertidísimos papeles como el que protagoniza en Sister Act.

Pero la actriz siempre se ha mostrado como una persona cercana y normal y en muchas ocasiones ha reivindicado: “No soy siempre Whoopi Goldberg, me llamo Caryn Johnson”. Alejada de platós y alfombras rojas, la estrella de Hollywood no fue siempre reconocida por la calle y está muy orgullosa de sus orígenes, que la llevaron a trabajar de múltiples cosas.

¿Sabes a qué se dedicaba esta mujer antes de ser Whoopi Goldberg? Podríamos decir que algo de interpretación y creatividad también había en una de las primeras profesiones de la actriz: maquilladora de muertos. Para quedarse helado, seguro… su función consistía en preparar los cadáveres para los funerales y entierros, también arreglándoles el pelo y el vestuario.

Además, Caryn Johnson también trabajó de albañil, cajera y de vendedora de cosméticos a domicilio.

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: