20MINUTOS.ES

  • Hay que llegar con las ideas claras y con las respuestas a las cuestiones que nos pueden plantear.
  • Prepárate para dar respuestas específicas sobre por qué quieres este trabajo y por qué eres la persona adecuada.

Entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo es el momento de mayor importancia, y para muchos el de más presión, en todo el proceso de búsqueda de empleo desde que enviamos el currículum hasta que tenemos respuesta. Según datos de Infojobs, más de la mitad de los candidatos que se inscribieron en alguna de sus ofertas en 2016 consiguieron una entrevista (53%) y el 29% acabó en contratación.

Enfrentarse a una entrevista de trabajo no es fácil. A esta cita hay que llegar con las ideas claras y con las respuestas a las cuestiones que nos pueden plantear bien preparadas. Algunas de esas preguntas podemos anticiparlas. Jon Mateo, especialista en Selección, Formación y Desarrollo en Grupo IMAN, e InfoJobs enumeran las seis preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo.

Háblame de ti
No es exactamente una pregunta, pero puede ser determinante. Explica tus intereses, competencias y experiencia que pueden convertirte en el/la candidato/a idóneo/a para la posición. Evita alargarte en aspectos irrelevantes para ese puesto de trabajo y refuerza aspectos que sean interesantes para la oferta.

¿Dónde te ves en 5 años?
Esta pregunta le sirve al entrevistador para conocer cómo encaja la vacante en tu plan de carrera profesional. Hazle saber que esperas desarrollarte profesionalmente asumiendo mayores responsabilidades. Demuestra tu compromiso y tu orientación a un desarrollo profesional en esa compañía.

¿Por qué quieres cambiar de trabajo?
Tu interlocutor quiere conocer tu motivación para querer dejar tu actual trabajo. Lo mejor es afrontar esta pregunta lo más honesta y rápidamente posible, pero sin ser negativo sobre tu actual empresa. El objetivo es compartir qué has aprendido y qué habilidades quieres continuar desarrollando. Piensa cómo plantear la situación positivamente aunque te encuentres en una mala situación.

¿Qué expectativas salariales tienes?
Para responder a esta pregunta puedes esperar a que la empresa te haga la primera propuesta u optar por trasladar una banda salarial en la que te moverías. Para ello puede poner en valor tu experiencia y formación, entre otros aspectos, y siempre teniendo en cuenta otros beneficios que la empresa te pueda aportar.

¿Cuál es tu principal fortaleza… y tú principal defecto?
Escoge una habilidad que sea relevante para el trabajo al que estás aplicando y enfatiza como haces uso de ella para tener éxito en tu posición actual. Respecto a tu principal defecto, huye de los tópicos y escoge una debilidad en la que hayas estado trabajando. Puedes comentar como afectaba a tu desempeño en un pasado y específica los pasos que has seguido para mejorarla.

¿Por qué deberíamos contratarte?
Prepárate previamente para dar respuestas específicas sobre por qué quieres este trabajo y por qué crees que eres la persona que están buscando. Mantente seguro y firme sobre ello. Procura analizar previamente la oferta de empleo, detectando las competencias y exigencias de la posición más importantes y enfócate en por qué tu experiencia, formación y actitud pueden contribuir a formar parte de ese departamento y esa compañía.

Leer artículo completo