freelances

Los freelance son trabajadores con un nivel alto de estudios o de formación que deciden auto-emplearse, optando por vender sus trabajos finalizados a empresas de su sector. Un freelance debe disponer de una amplia red de contactos para vender sus proyectos, de modo que puedan recibir una paga por ello. Sin embargo, siempre necesario elaborar una primera carta de presentación para que las empresas se interesen por nuestro trabajo: el currículum vitae.

Tanto si eres un trabajador por cuenta propia y quieres mejorar, o empiezas a trabajar como freelance por primera vez; apúntate estos consejos para adaptar tu currículo vitae:

  1. Sigue las reglas tradicionales: Aunque no se trata de un empleo tradicional, tampoco implica que el currículo vitae deba ser completamente diferente. La información que buscan las empresas se centra en las habilidades adquiridas, las experiencias laborales y los conocimientos académicos. No centres el currículo en tu personalidad, por lo que no olvides escribir el texto en tercera persona.
  2. Céntrate en tus habilidades: Aquí vienen las primeras diferencias con un currículo tradicional, pues los freelance destacan por sus habilidades. En vez de crear un listado cronológico de trabajos puedes crear un currículo que muestre las habilidades adquiridas a lo largo de tu experiencia académica y profesional. Los reclutadores de las empresas buscan personas que revuelvan proyectos a partir de aptitudes personales.
  3. Personaliza tu currículo en función del empleo: La alta competencia por cubrir un puesto de trabajo hace que los reclutadores de las empresas busquen aquellos currículos más diferenciados y que se adapten a su empresa. De este modo, un currículo generalista no pasará las primeras cribas mientras que un texto donde se incluya la experiencia y habilidades relevantes según los requisitos del puesto o proyecto te ayudará a llamar la atención.
  4. Incluye cursos y educación relevante: Por poner más información sobre tu formación no causarás una mejor impresión a los reclutadores o gerentes de una empresa. La clave consiste en destacar aquellos títulos, cursos o certificaciones relevantes que hayas realizado y que puedan ayudarte en tu nuevo trabajo.
  5. Destaca todos tus grandes logros: Las personas encargadas de seleccionar nuevo personal prestan mayor atención en aquellos currículos donde se cuantifica el valor del trabajo producido anteriormente. Por ejemplo, si un anterior proyecto ha llevado a una empresa a mejorar en un X% su tráfico, vendas o exportaciones especifica ese margen de mejora. De todos modos, tienes que ser selectivo y destacar sólo aquellos logros en sintonía con el proyecto que buscas realizar, eligiendo los que alcanzaron mejores resultados.
  6. Incluye enlaces a tu página web y perfiles online: Un trabajador freelance no tiene visibilidad si no dispone de, al menos, presencia en las principales redes sociales y dispone de una página web personal activa. No es necesario incluir todos los perfiles disponibles, sino aquellas plataformas en las que te encuentres activo y tengan relación con tu mundo laboral. Como mínimo, deberías incluir tu página web, perfil de Linkedin y otro perfil en redes con mayor presencia de tu sector.
  7. Elige palabras clave para incluirlas en tu currículo: Hoy en día, muchas empresas utilizan software automático que filtra todos los currículos enviados y busca palabras clave relevantes para hacer una primera criba entre los solicitantes de un puesto de trabajo. La optimización de los motores de búsqueda (SEO) en tu propio currículo te ayudará a pasar esta primera prueba. Fíjate en la descripción del empleo y utiliza las palabras que creas más relevantes.
  8. Destácate en tu propio currículo: Las empresas más innovadoras buscan perfiles de trabajadores que se ajusten a los requisitos del trabajo y, además, se ajusten a la cultura o filosofía de la empresa. No te limites a incluir tu información personal y algún link hacia tus perfiles online, agrega otros datos que puedan hacerte destacar entre tus competidores como si dispones de otro negocio, un porfolio personal con trabajos anteriores, un ebook que hayas escrito u otros proyectos que digan algo de ti.
  9. La modestia es mala consejera: Si has podido trabajar con grandes empresas o clientes debes mencionarlos en tu currículo. Los reclutadores buscan aquellos perfiles con nombres de reputación y prestigio en ellos, ya que demuestran que el trabajador puede proveer un servicio superior que buscan los mejores clientes. Por otro lado, aunque no tengas una cartera de clientes importantes tampoco te muestres demasiado humilde o modesto con tus trabajos ya que refleja poca confianza en tu trabajo.
  10. Tienes 6 segundos para causar una buena impresión: Los reclutadores pasan muy poco tiempo leyendo los currículos de los aspirantes a un puesto de trabajo, tomando una decisión acerca de su idoneidad en tan sólo 6 segundos. Por esta razón, es conveniente que diseñes tu curriculum vitae de una forma atractiva, con una jerarquización visual clara, con titulares y descripciones cortas que hagan a los reclutadores echarle una segunda ojeada a tu perfil.

Foto: © AlexBrylov

Las 10 pautas para hacer un currículo vitae para trabajadores freelance es un post de Buscar Empleo

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: