Hemos hablado en otras oportunidades de la necesidad de tener en cuenta algunas palabras claves para que tu currículum pase los filtros de selección o que tu perfil online sea más visible y tu cuenta LinkedIn fácilmente localizable para las empresas de tu sector.

Sin embargo, es importante destacar que cuando hablamos de palabras clave no nos referimos a palabras vacías o genéricas que sólo nos sirvan para posicionarnos en los motores de búsqueda, pero que no tengan un correlato real en nuestra experiencia o conocimiento profesional.

Los directivos de empresas pueden utilizar frases para ubicar candidatos que encajen con el perfil: “Capacidad comunicativa”; “cualidades de liderazgo”; “habilidades de venta”; sin embargo, todas estas expresiones suenan a promesas lanzadas al aire si no se corresponden con experiencias concretas que las respalden.

Relee tu CV y piensa de qué modo se pueden relacionar las palabras clave que en él aparecen con los conocimientos y experiencias adquiridas. Facilita el trabajo a tu seleccionador y no esperes que él haga grandes deducciones. Sé simple y directo. Por ejemplo, para hablar de tu gran capacidad de liderazgo utiliza una descripción que lo justifique: “por mi experiencia al frente del grupo de comunicación de la empresa…” o “adquirida como capitán y motivador del equipo de fútbol de la universidad”.

Encuentra el modo de explicar cómo has incorporado las aptitudes que enumeras en tu perfil para que no parezcan sólo una estrategia engañosa para ganar visibilidad. Recuerda que la solidez de los argumentos y la coherencia en tu currículum son mucho más importantes que su atractivo inicial.

Es fundamental tener en cuenta la estética y las palabras clave en nuestro perfil y CV, pero esto no será suficiente para convencer a un reclutador ni te hará más idóneo para un puesto. Las palabras clave sirven para encontrar el mejor modo de expresar y mostrar nuestro potencial, pero no lo crearán de la nada.

Evita las frases abiertas y generales que no dicen nada y demuestra con argumentos que detrás de las palabras hay un profesional apto y preparado para el puesto.

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: