La diferencia entre tomar un daiquiri y tomar ron con zumo está en la mano que lo sirve. Los paladares se han hecho más exigentes y el cubata de garrafón está cada vez peor visto. Por eso triunfan las coctelerías. En estos lugares, las habilidades de un buen bartender son fundamentales y la demanda de estos profesionales va en aumento. ¿Cómo se gana la vida un bartender?

En servir un buen cóctel está la diferencia

El bartender es un tipo de barman muy especial. No solo sabe hacer una mixtura en condiciones, si alguien le pregunta de dónde viene el bloody mary, contará la historia de María la Sanguinaria y a quién se le ocurrió poner este nombre a un cóctel, distinguirá a la perfección el cardamomo de la nuez moscada y sabrá con solo probarlo los destilados que intervienen en cualquier mezcla.

Hay cada vez más locales en los que la atención al cliente a la hora de que consuma alcohol se cuida al detalle. Son lugares apacibles donde se establece una dinámica en la que el significado de irse a tomar una copa no equivale a terminar en un estado de embriaguez total, sino en disfrutar y apreciar ese momento. Este tipo de ocio se reclama con mayor fuerza en los últimos tiempos y requiere de profesionales formados que puedan ofrecer este servicio.

Entre las habilidades de un bartender profesional se encuentra la de dominar las técnicas de coctelería, como controlar las mixturas, emulsionados, flambeados, escarchados, granizados…; practicar con soltura el free-pouring o, lo que es lo mismo, adquirir una precisión exacta a la hora de verter una cantidad de alcohol mientras al resto le parece que se hace “a ojo”; saber dar buena atención y crear una atmósfera selecta en el bar; conocer anécdotas, orígenes, distintas denominaciones y cantidad de datos curiosos sobre los preparados. En definitiva, enriquecer la experiencia del cliente hasta el punto de que recomiende y genere interés por el sitio.

Un bartender y un cocinero tienen muchos puntos en común, ambos pueden hacer de su creatividad y profesionalidad una marca que los diferencie del resto. Un local asociado al nombre de un conocido bartender puede ganar tanto prestigio como un restaurante vinculado a un chef estrella.

Formarse y participar en competiciones

Una de las maneras de hacer visible el trabajo de estos profesionales y conseguir hacerse con un nombre es participar en competiciones. Recientemente, Adriana Chía se ha erigido como la Mejor Bartender española de la World Class Competition 2016, y asistirá en septiembre a la competición final por el título de Mejor Bartender del mundo, distinción que ya ha conseguido antes un español, David Ríos, en 2013.

Otra de las competiciones que se organizan para visibilizar la profesión es el Bar Master 2016, en el que se compite por la calificación de Excelente. Es un evento que monta la Escuela de Hostelería de la Cámara de Comercio de Madrid. Esta institución es una de las pioneras en la formación de bartenders con su Curso Superior Bar Master, donde se aprende el conocimiento de todo tipo de destilados, coctelería clásica y moderna, atención al cliente e incluso gestión de bares.

Así pues, bartender se está empezando a consolidar como una profesión imprescindible para poder ofrecer determinado tipo de ocio que cada vez se demanda más.

La entrada Guía de profesiones: Bartender aparece primero en Blog Infoempleo.

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: