El Gobierno, la patronal y los sindicatos están diseñando una nueva prestación para las personas desempleadas que no tengan ningún tipo de ingresos, desde que el pasado mes de julio alcanzaran un acuerdo para fortalecer el crecimiento económico y la creación de empleo.

Según las informaciones que se van publicando en los medios de comunicación, esta nueva ayuda a desempleados podría anunciarse antes de finales de año y tendría efecto retroactivo desde el día 1 de noviembre.

En estos momentos se están tratando de fijar tanto la cuantía de la ayuda como los criterios para obtenerla. Por parte de Gobierno y sindicatos se están barajando cantidades entre los 380 y los 480 euros mensuales, mientras que la patronal propone que la prestación se vincule a un plan de formación para evitar que caiga en saco roto. Su duración podría situarse en torno a los 6 meses, siempre teniendo en cuenta que sería una medida de corto recorrido en el tiempo, vigente sólo hasta diciembre de 2015.

En cuanto a los beneficiarios de la ayuda, los criterios aún no están claros. Mientras que los sindicatos pretenden que llegue hasta los 500.000 desempleados, para el Ministerio de Empleo la cifra más probable serían 300.000 personas. Depende en este caso de si se exige que haya pasado más tiempo desde el fin de la última ayuda recibida o de si se establecen más o menos cargas familiares para poder obtenerla.

En definitiva, muchos interrogantes aún para una medida de ayuda a los trabajadores que más dificultades están atravesando en estos tiempos de crisis, aunque sí parece claro que la prestación será una realidad antes de que termine 2014. Os mantendremos informados sobre todos los detalles al respecto aquí, en nuestro blog. 

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: