waiter serving young couple in small italian restaurant

Uno de los datos más esperados del verano era la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre, el estudio elaborado por el INE que refleja la realidad laboral de España; y esa realidad dice que entre abril y mayo el paro se ha reducido en 216.700 personas, situándose en el 20%. Hay que remontarse al verano de 2010 para encontrar una tasa de desempleo similar en la EPA (entonces fue del 19,5%), pero pese al aumento de la población activa los datos son algo peores que en los últimos años.

Todo descenso del paro es bueno, más cuando llega después de la subida del desempleo registrada en el primer trimestre del año; pero es el peor dato desde 2013. Entonces el paro bajó en 230.900 personas, cifra que en 2014 subió hasta 310.400 y el año pasado se situaba en 295.600. Con estos datos, el número de parados en España se sitúa en 4.574.700 personas, y la tasa de desempleo baja un punto respecto a la de los tres primeros meses del año gracias a la llegada de la temporada de verano y el empleo estacional.

Esta caída del paro ha llegado acompañada de un aumento de la ocupación y de la población activa. La EPA señala que la ocupación ha crecido en 271.400 personas, dejando un total de 18.301.000 trabajadores ocupados, mientras que la población activa -trabajadores y desempleados en busca de empleo- también ha crecido en 54.600 y alcanza los 22.875.700 activos. Otro dato interesante que sube respecto a trimestres anteriores, aunque en menor medida, es la tasa de actividad: ya es del 59,41%, un 0,12% más.

Si nos fijamos en la creación de empleo, la EPA revela que los 271.400 puestos de trabajo generados en el segundo trimestre -una subida del 1,5%- también están por detrás de los 411.800 empleos creados entre abril y junio del año pasado o los 402.400 que se generaron en el mismo periodo de 2014. En cuanto a los asalariados vemos que de los 252.700 nuevos contratos 166.300 eran temporales y solo 86.400 fijos, una muestra más del carácter temporal del empleo que se está generando en España.

Otro dato alarmante es que todo el empleo creado en abril, mayo y junio fue en el sector privado, ya que en el público desaparecieron 23.200 puestos de trabajo. En términos desestacionalizados vemos que en los 12 últimos meses el paro ha caído un 11,1% y hay 574.300 pasados menos, un descenso que no se traduce en ocupación: solo ha aumentado en 434.400 personas. Es un 2,4% más que hace un año, cierto, pero también es verdad que en el primer trimestre el aumento era del 3,4%.

Vía: República

Foto: © kalinovsky

El 2º trimestre deja 216.700 parados menos es un post de Buscar Empleo

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: