niños

Ya ha entrado en vigor la nueva Ley de la Infancia y la Adolescencia. Entre las medidas que incluye están el reconocimiento de los menores como víctimas directas de la violencia machista o se trata de impulsar la acogida familiar frente a otras posibilidades cuando el menor esté en una situación de riesgo. Pero la Ley de la Infancia también afecta al ámbito laboral, porque será necesario un certificado donde se acredite que los trabajadores con menores no tienen antecedentes por pederastia, una medida que debería haber entrado en vigor hace años.

De hecho, desde que en 2010 España suscribió el Convenio de Lanzarote del Consejo de Europa tenía que haber creado un registro de pederastas, un requisito con el que cumplirá cinco años más tarde con la Ley de la Infancia. La creación de este registro debe servir para evitar que los niños estén expuestos a situaciones de riesgo. Otros países comunitarios que suscribieron el Convenio de Lanzarote como Francia o el Reino Unido ya cuentan desde hace tiempo con un registro de pederastas.

Fuentes de la Dirección de Infancia y Familia del ministerio de Sanidad señalan que entre los perfiles obligados a presentar este certificado estarán los profesores de colegio y particulares, pediatras, monitores de tiempo libres, voluntarios de ONG o catequistas. Eso sí, la última palabra la tendrá el ministerio de Justicia, que creará un reglamento donde aparezcan todos los profesionales a los que se les exigirá el certificado. Aunque tiene seis meses para redactarlo, desde Justicia confían en que esté listo antes de que acabe el año.

Con la nueva ley se quiere impedir que los menores convivan con pederastas. Ahora, cuando un pederasta sale de la cárcel tras cumplir condena por agredir sexualmente a un menor puede seguir trabajando con niños como monitor de campamento, profesor en un colegio o entrenando equipos deportivos. La Ley de la Infancia ordena crear un Registro Central de Delincuetes Sexuales para que antes de contratar a un trabajador que esté en contacto con los niños se compruebe que no tiene antecedentes por delitos sexuales, explotación de menores o trata de seres humanos.

Se trata de un registro totalmente confidencial, ligado al Registro Central de Penados. En él se recogerá la identidad y el perfil genético de todos los condenados en España por delitos contra los menores, y todos los que figuren en el registro no podrán trabajar en puestos relacionados con la educación, la protección social ni la sanidad. Tanto la administración como las entidades tendrán acceso al registro.

Vía: Ideal

Foto: Hernán Piñera

Demostrar que no se tienen antecedentes por pederastia para trabajar con menores es un post de BuscarEmpleo.es

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: