20MINUTOS.ES/EP

  • Ser becario es hoy en día casi obligado, pero hay que intentar que sea una fase laboral que no se alargue más de lo deseado.
  • Hay que hacerse "imprescindible", integrándose con los compañeros de trabajo.
  • Durante los primeros días se recomienda centrarse en aprender, no se trata de demostrar que eres un "erudito" al jefe.

Becarios

Es casi inevitable hoy en día. Ser becario es algo por lo que vas a tener que pasar tarde o temprano. El problema es acabar teniendo 30 años y ser aún becario. Es uno de los dramas del mercado laboral español. Una encuesta de Infojobs de 2015 mostraba que más de la mitad de los becarios mayores de 30 años trabajan sin cobrar un sueldo. Su encuesta mostraba que el 52% de los becarios no percibe un salario por su actividad y que el 6,3% de los mayores de 30 años accedió a un puesto de becario.

De manera que hay saber ser becario y saber serlo por el tiempo necesario; no más. Ser estudiante en prácticas es el primer paso para acceder al mercado laboral, para aprender muchas más cosas que durante los años de carrera y hacer contactos dentro de tu ámbito, que podrán ser de utilidad en tu futuro profesional.

Para evitar que la fase de becario se alargue más de lo deseado, una buena estrategia puede ser conseguir destacar como el mejor becario. El director de Recursos Humanos de Jobandtalent, Ramón Egea, da unos cuantos consejos para lograr "dejar huella en tus jefes" y lograr ese esperado empleo.

  • Debes ser una "esponja". Absorbe la filosofía de la empresa, demuestra que puedes adaptarte a ella y que se vea reflejada en tu trabajo. "Es mucho más valioso encajar con la mentalidad de la empresa que saber hacer las tareas encargadas".
  • No tienes que demostrar que eres un "erudito" nada más acceder al nuevo trabajo. Los primeros días debes centrarte en aprender.
  • Tu actitud, proactividad y carácter positivo en el trabajo es lo que te hará destacar sobre el resto de becarios. "Pon pasión y ganas en lo que haces".
  • Muéstrate resolutivo. Ten en cuenta que las empresas buscan jóvenes que "sepan arreglárselas rápidamente, sean capaces de entender las cosas y de enfrentarse a situaciones difíciles".
  • Sé observador. Te servirá para "identificar necesidades" de las que carezca la empresa y ofrecerte para desarrollarlas.
  •  Aunque puede parecer algo básico, llega siempre puntual al trabajo. Refleja tu actitud y entrega y es algo en lo que tu jefe se fijará mucho.
  •  Tienes que conseguir hacerte "imprescindible" dentro de tu equipo.
  •  Una forma de hacerlo es integrándote con tus compañeros. "Los jefes valoran mucho a aquellos becarios que acaban formando parte del equipo, que son uno más dentro de la empresa".
  •  Una vez convertido en el perfecto becario, debes analizar si tienes posibilidades reales de prosperar y ser contratado en la empresa y hacerles saber a tus superiores que estás interesado en continuar.
  •  Ante todo y pase lo que pase, debes afrontar tus prácticas como "una oportunidad".

Leer artículo completo