Enfrentarse a una hoja en blanco es duro. Y más aún si estás sin trabajo. Pero por suerte, existen multitud de recursos para ayudar a los que quieren buscar o cambiar de empleo a construir un currículum que destaque entre el resto de las candidaturas y llame la atención de los seleccionadores de personal.

El equipo de Orientación Laboral del portal de empleo Infojobs apela a “tener en cuenta que el CV es nuestra carta de presentación y por lo tanto la forma de redactarlo —y también de presentarlo— dirá mucho de nosotros. Es por ello por lo que debemos cuidar hasta el último detalle”, recomiendan. Desde Infojobs consideran que los “aspectos básicos que nunca deben faltar en un CV” son en primer lugar la información personal donde figuren sus datos de contacto (nombre, apellidos, correo electrónico y teléfono). Seguidamente, hay que detallar la formación en orden cronológico inverso, de forma que los estudios más recientes encabecen la lista.

El siguiente punto está relacionado con la experiencia profesional —en caso de tenerla—, donde además se pueden mencionar los logros obtenidos. Pero si además quieres darle un ‘plus’ a tu currículum, puede ser interesante incluir información relacionada con algún voluntariado realizado. “Realmente no es una experiencia laboral, pero dice mucho de ti porque demuestra que eres una persona comprometida, con iniciativa y solidaria”, argumentan desde el portal de empleo. Las prácticas o estancias en el extranjero también es “interesante” especificarlas en caso de no tener mucha experiencia laboral. Asimismo, “haber realizado un Erasmus o haber trabajado en el extranjero demuestra al reclutador que eres una persona que sabe salir de su zona de confort y que no tienes miedo al cambio. En definitiva, refleja que asumes retos”, justifican las mismas fuentes.

Adjuntar al CV una carta de presentación ayudará al reclutador a conocerte más en profundidad y podrá saber, entre otras cosas, por qué aplicas al puesto de trabajo, además de descubrir cuáles son tus motivaciones.

Con las nuevas tecnologías han llegado nuevos e innovadores formatos de presentación, como los CV infográficos o en vídeo, así como la posibilidad de incluir enlaces o códigos QR en los documentos digitalizados que redirijan a páginas web personales, a blogs propios, a trabajos publicados, etc. Estos ejemplos ayudan a ampliar y profundizar en experiencias previas y a demostrar los logros alcanzados en puestos anteriores. “En el caso de que tengas un blog, videoblog, un portofolio o redes sociales (para un uso profesional), no dudes en añadir los enlaces en tu CV. Es una forma de aportar más información de la que has incluido en tu CV y saber más de ti, algo que los reclutadores tienen en cuenta de forma positiva”, aseguran desde Infojobs.

El clásico formato en papel ya es incluso rechazado por multitud de empresas, que solo aceptan que los candidatos rellenen sus propios formularios online a través de Internet. Como el propio director de Recursos Humanos de Adecco, Alberto Gavilán, reconoce, la red social LinkedIn está ya completamente implantada y su formato es “muy válido” para presentarse a un proceso de selección porque “todos los que trabajamos en recursos humanos estamos muy familiarizados” con esta plataforma. “Más de la mitad de los candidatos envían ya un mail con una breve presentación y un enlace a su perfil de LinkedIn”, cuenta.

Si optamos por la clásica versión en papel, nuestro CV ha de contar con “un formato claro y sus partes han de estar bien estructuradas con la fecha y responsabilidades llevadas a cabo en cada empleo anterior”. La extensión es importante: “No debe exceder las dos páginas de A4 y si se logra concentrar todo de forma visual, sencilla y fácil de leer y entender en un sola cara, mejor que mejor”, porque así se consigue facilitar la tarea de selección a quien queremos que se fije en nosotros.

Un ejemplo de plantilla para elaborar un currículum bien organizado es el modelo europeo Europass. A través de su web, se pueden rellenar los campos, guardar, editar e imprimir el documento final. En esta plataforma ofrecen asimismo cinco principios básicos para elaborar un buen CV: centrarse en lo esencial, poner ejemplos concretos para cuantificar los resultados de sus logros profesionales, adaptar siempre el CV de manera que se adecúe al puesto que solicita, cuidar la presentación y revisarlo una vez terminado antes de enviarlo.

Errores más habituales

Entre los errores más habituales y que más chirrían a los seleccionadores, Gavilán asegura que le sigue “sorprendiendo mucho” leer CV que contengan faltas de ortografía, que olviden incluir el teléfono de contacto, que cuenten con una fotografía poco profesional —por ejemplo, “gente en una boda o cualquier evento festivo”— o que mientan sobre las competencias y responsabilidades de puestos de trabajo anteriores, un fallo que “es muy fácil de comprobar hoy en día gracias a las redes sociales o pidiendo referencias”, explica el responsable de Adecco.

Para aquellos que se enfrenten a elaborar su CV por primera vez y no tengan experiencia laboral previa, Gavilán también les recomienda enriquecer el documento explicando los intereses y habilidades de cada uno, así como los proyectos en los que se haya involucrado en la universidad o de voluntariado, o las prácticas laborales que haya completado. “Hay mucha gente que se busca la vida para destacar e incluir todas estas vivencias describe la forma de ser de cada uno, sus competencias y capacidades, que es lo que realmente al final importa en el día a día en el trabajo”, sostiene Gavilán.

Los expertos de Infojobs añaden una recomendación más: “Escribe una pequeña introducción sobre ti al inicio de tu currículum: quién eres, intereses, experiencia planes de futuro… Ten en cuenta que lo que digas debe de concordar con el momento personal y la etapa profesional en el que te encuentras, y recuerda mantenerlo siempre actualizado”.

Y desde BBVA, que emplea a más de 30.000 personas, suman un consejo más: “No imprimas mil currículums iguales para repartir de forma indiscriminada. Márcate objetivos de empleo y crea varios modelos según los tipos de trabajo a los que quieras optar, pues es mejor apuntar que disparar al aire. No presentes fotocopias, pues muestran cierto desdén, sino originales. Siempre que puedas, adjunta una carta de presentación dirigida a la empresa o persona encargada de la selección”.

Preguntado sobre el currículum ciego —un modelo sin datos personales como fotografía, edad o dirección para evitar posibles discriminaciones en la selección y que está generalizado en otros países como Reino Unido—, el director de RR HH de Adecco responde que no le importaría que llegara a implantarse en España —aunque “es complejo que llegue a hacerse”— porque lo importante son las capacidades, la experiencia y los conocimientos de los candidatos. “Como reclutador, a mí lo que me importa y en lo que me fijo cuando tengo un currículum delante son los conocimientos, la experiencia y las habilidades de cada uno”, defiende.

Leer artículo completo

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: