Si dentro de tu estrategia de marca personal has decidido abrir tu blog una de las primeras cosas a las que te deberás enfrentar es a la necesidad de escoger un buen nombre. Es cierto que no hay una fórmula matemática con la que podremos llegar a identificar cuál va a ser el mejor nombre (y dominio) para nuestro blog, pero sí que podemos tener en cuenta algunos consejos que nos van a ayudar en el proceso.

Una de las cosas importantes a tener en cuenta es la temática y objetivos del blog. Dependiendo de por qué abres el blog y cuál es su temática, influirá en la elección del nombre. Por ejemplo, si lo que quieres es crearte una marca personal, puede que entonces, tu nombre sea perfecto para nombrar el blog. En este caso, tu objetivo fundamental es que te reconozcan fácilmente como autor y te puedas crear una imagen como voz autorizada en el sector.

Si, en cambio, el blog te lo quieres abrir para que te encuentren fácilmente por tu temática, debes centrarte en un nombre más descriptivo, en el que incluyas palabras clave de la temática sobre la que vas a escribir. En este caso, aunque el blog también te lo hayas abierto como parte de tu estrategia personal, estás dando más importancia a la temática sobre la que escribes y no tanto a ti como autor.

Si optamos por este segundo caso, es el momento de poner a trabajar la creatividad e imaginación. Puedes utilizar técnicas creativas como el brainstorming o la asociación de ideas para llegar a crear esa marca que sirva para reconocer tu blog. Puede ser descriptivo, pero a la vez original. Puedes, también, echar mano de expresiones en otros idiomas, como por ejemplo el inglés. O de frases hechas.

Cuando estés escogiendo nombre para tu blog, no olvides de comprobar que ya no lo esté utilizando nadie más ni que corresponda a una marca registrada y asegúrate que sea fácil de escribir y recordar.

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: