Trabajas duro cada día y crees que ha llegado el momento de que te promocionen dentro de la empresa. Pero cuando llega el momento no sabes cómo sacar el tema frente a tu manager para demostrar que estás en lo cierto. A continuación de enseñamos varias maneras de mostrar que estás preparado para una promoción y poder convencer a tu jefe de que lo mereces.
 
Actualiza tus conocimientos y habilidades
 
Una promoción conlleva nuevas responsabilidades y mayores retos. Para hacer frente a estos retos necesitarás ciertos conocimientos y habilidades. La mejor manera para demostrar que estás preparado para una promoción es trabajar en estos conocimientos y habilidades que necesitarás para el futuro puesto.
 
Una vez los tengas, hazlo visible, ya sea mejorando tu perfil profesional en internet o notificando a tu superior que cuentas con una nueva certificación o título.
 
Apuesta por la innovación
 
En las empresas no solamente se valora a los profesionales que son capaces de asumir las responsabilidades de su cargo y sacar el trabajo adelante. Se valora muy positivamente aquellos profesionales que son capaces de ofrecer puntos de vista más allá de lo habitual. Salir de la zona de confort y apostar por nuevas maneras de hacer las cosas aporta un valor extra a tu trabajo y a tus capacidades.
 
Conviértete en un jugador fiable
 
Una de las cosas a las que cualquier manager presta atención a la hora de promocionar a miembros de su equipo es la capacidad para gestionar el trabajo con efectividad. En otras palabras, debes convertirte en la persona en la que tu jefe confíe cuando hay que gestionar temas complicados o apagar algún que otro fuego. Para ello deberás ser proactivo, muy organizado y asegurarte de responder siempre a los emails y llamadas importantes.
 
Pídele a tu manager que sea tu mentor
 
Esta es la manera más fácil y directa de captar la atención de tu manager y demostrar tu entusiasmo por aprender y mejorar. Al convertirse en tu mentor, tienes la oportunidad de colaborar mano a mano con tu manager. Además, es una oportunidad para mostrar tu valía como profesional y darle una buena impresión que seguro tendrá en cuenta cuando pidas que te promocionen dentro de la empresa.
 
Haz que tu capacidad de trabajo salga a la luz
 
Mientras esperas a que llegue la promoción, demuestra que estás sobrecualificado para tu trabajo actual y que mantener esta posición supone un estancamiento en tu carrera profesional. Compártelo con tus compañeros para que puedan apoyar tu postura y pedirte ayuda cuando necesiten sacar adelante otros proyectos. Esto ayudará a tu manager a ver tu valía dentro del equipo y tu capacidad por afrontar nuevos retos además del trabajo que te corresponde.
 
 

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: