trabajo

Hace unos meses Adecco sacó una guía para orientar a los más jóvenes en busca de empleo. Ahora que muchos de vosotros habréis acabado los estudios y os estaréis planteando cómo abordar el siempre difícil acceso al mercado laboral recuperamos ese documento que podemos resumir en los siguientes 10 consejos para acceder a tu primer trabajo.

  1. Objetivos a largo plazo. Difícilmente tu primer empleo será el que desempeñes el resto de tu vida. Las condiciones son importantes, pero también hay que valorar las posibilidades de aprender la profesión, conseguir contactos, subir de nivel en la propia empresa… En resumen, empezar desde abajo y que a partir de ese primer empleo dibujar un buen currículum que a largo plazo nos abra todas las puertas que queramos.
  2. Especialización. seguro que has oído hablar de la importancia de destacar frente al resto de candidatos, y una forma de hacerlo es la especialización es especial en profesiones que admiten varias disciplinas. No es lo mismo médico que médico de familia o médico forense, como tampoco es lo mismo periodista que periodista deportivo o judicial. Demanda de mercado, qué te gusta y qué se te da bien son las tres claves para acertar con esta especialización.
  3. Análisis de mercado. Antes de redactar el currículum debes controlar el mercado laboral, saber qué perfiles son los más demandados, cuáles las habilidades más buscadas, los idiomas que se exigen, etc. Tras ese análisis de tendencias, que puedes hacer simplemente consultando las ofertas de los portales de empleo, es más fácil redactar un currículum que se ajuste a la demanda de las empresas.
  4. Tus competencias. Seguimos con el currículum. Redactar un currículum sin experiencia no es fácil, no hay un empleo anterior que llame la atención pero ya os hemos explicado alguna vez que en ese caso hay que resaltar nuestas habilidades y experiencia extracurricular. Voluntariados, habilidades sociales o de comunicación, capacidad para adaptarse a cambios… incluso las aficiones te pueden ayudar a conseguir ese primer empleo.
  5. ¿Dónde busco? La respuesta es fácil: en todas partes. Una vez acabados los estudios no olvides apuntarte al SEPE, que de vez en cuando organiza cursos de formación y nos manda ofertas de empleo relacionado con nuestro campo. Si la universidad tiene un centro de orientación laboral te puedes pasar, busca también en páginas web, agencias de colocación, redes sociales, páginas web de empresas, tira de contactos, pregunta a profesores, infórmate en las asociaciones o colegios profesionales… Hay que buscar hasta debajo de las piedras.
  6. El mentoring. Puede que sea la primera vez que lo oyes, pero es una técnica muy interesante tanto para aprender como para abrirte un hueco en el mercado laboral. Consiste en buscar a un mentor que te guíe en tus primeros pasos en la profesión. Puede ser alguien que conozcas desde hace tiempo o algún trabajador en la empresa donde hiciste las prácticas durante la carrera o en verano, y seguro que se presta a orientarte, aconsejarte y resolver todas las dudas que puedas tener.
  7. Personal branding: blog y redes sociales. ¿Nunca has buscado tu nombre en Google? Hay muchas empresas que lo hacen con sus candidatos, y un perfil activo en redes como LinkedIn o Twitter te pueden ayudar a conseguir un empleo, además de ampliar tu red de contactos. Por otra parte, tener un blog te ayuda a reforzar tu marca personal, a diferenciarte del resto de candidatos. Es gratis, y en él puedes comentar la actualidad de tu sector, tu experiencia, recomendaciones, etc.
  8. Habilidades de comunicación. Concretamente, hablar en público. Muchas veces nos da miedo tener que hablar en público, ante gente a la que no conocemos de nada, lo que puede limitar nuestro talento y capacidad para expresarnos. Un miedo que nos puede afectar, por ejemplo, durante una entrevista de empleo. Por eso es recomendable arpovechar el periodo de búsqueda de empleo para perder ese miedo a expresarnos en público y mejorar nuestras habilidades de comunicación. Hacer teatro es la mejor forma de evitarlo, pero también podemos practicar, aprender a controlar la respiración, etc.
  9. Salir al extranjero. Si a la hora de redactar el currículum hablábamos de diferenciarnos del resto de candidatos, una buena forma de hacerlo es con una estancia en el extranjero. Puede ser aprendiendo un idioma, trabajando, haciendo un voluntariado, como au pair… Las estancias en terceros países reflejan inquietud, tolerancia, curiosidad o amplitud de miras, además del siempre importante dominio de los idiomas.
  10. Paciencia. No aparece en la guía de Adecco, pero a veces hay que armarse de paciencia y no dejar de buscar ofertas de empleo, becas, programas de formación y empleo, etc. Pero también se necesita paciencia a la hora de preparar currículums, redactar cartas de motivación o presentación, reciclarse, apostar por el emprendimiento y convertirse en freelance…

Conseguir un empleo relacionado con nuestra formación nunca es fácil y más si es el primero; pero para encontrarlo antes hay que buscarlo. Aquí tienes un enlace a la guía ‘Preparados para no quedarnos parados’ de Adecco.

Foto: © jesadaphorn

10 tips para conseguir tu primer empleo es un post de Buscar Empleo

Ver noticia completa

Comparte con tus amigos esta información en: