Aumenta tu productividad

¿A quién no le ha pasado tener todo el tiempo del mundo para hacer algo y al final tener que hacerlo a la carrera? A casi todos. Es algo bastante común que nos vengan a visitar los ladrones de tiempo. Y se llaman Falta de Concentración, Aplazamiento de Tareas, lo que los anglosajones llaman procrastination, y Mala Comunicación.

1. Falta de atención

Nuestra atención está secuestrada por la novedad. Las continuas actualizaciones de las redes sociales, de los correos, las noticias…El cerebro requiere de novedades continuamente y eso impide centrar la atención. Técnicas como el mindfulness pueden ayudar a centrar la atención y controlar los momentos menos productivos.

Respetar los tiempos de descanso es crucial durante una sesión de trabajo. Si no se guardan el cansancio se apodera de la mente y comienza la desconcentración. Cuando esto ocurra lo mejor es levantarse y dar un pequeño paseo. Para prevenirlo puedes utilizar técnicas como el la del Pomodoro que consiste en partir la sesión en tramos de 25 minutos al cabo de los cuáles hay que levantarse y descansar durante otros cinco. Se consigue un alto nivel de productividad porque hay tiempo de trabajo y tiempo de recompensa (los cinco minutos).

Una de las [+] Ampliar información

Comparte con tus amigos este trabajo en:

Compartir en Facebook      Compartir en Twitter      Compartir en Google+      Compartir en Linkedin

Otros Trabajos y cursos relacionados:



Trabajos similares que también te pueden interesar: